Noticias

Cosmopolitan Magazine (France, May 2011)

Huffington Post

huff po header

Huff Po tease

"This film's greatness is that it shows how excruciating it is to be a wrestler. Especially outside the ring." - Cynthia Ellis

Vanity Fair

Vanity Fair Italy. Next to Terry Gilliam, across the page from Jason Reitman and Milos Forman. Needless to say, flattered to be included in the mix.

Press Vanity Fair

Press Vanity Fair 2

La Repubblica XL, June 2010

La Repubblica XL

Slamdance documentary flies high to give you headlock
Posted 01/26/2010 10:33 AM MST
By David Burger

If you're like me, you've always wondered what is must be like to be a woman wrestler in the male-dominated world of Bolivian professional wrestling.

Now, thanks to first-time director Betty M. Park and the Slamdance Film Festival, we can find out.

Park's first full-length feature, "Mamachas Del Ring," is competing at Slamdance in the documentary feature category. Set in the Andes, the 75-minute film follows the story of Carmen Rosa, an indigenous woman who battles male wrestlers as well as her husband's ultimatum that she needs to choose either wrestling or her family.

Betty M. Park is a Brooklyn-based filmmaker who spends her days working in TV as a producer and editor, and her nights making independent films.

She answered some questions about her foray into films and why she chose the unusual subject, which screened on Jan. 26.

What challenges did you encounter making your first film that you didn't anticipate?
I think the biggest challenge has been finding the right people to help champion the film and get it out there. As a first timer, I was initially completely focused on the creative end of it, but there is a whole other process of finding ways for people to actually see the film that is as much work, if not more, than finishing the film.

What was your reaction to being accepted at Slamdance?
Jaw drop, quickly followed by silently dancing around the living room while trying not to drop the phone.

How has your Slamdance/Park City experience been so far?
My first screening was on Saturday night, and the audience reaction was palpable. I didn't expect people to react so strongly, so it was a real pleasure.

How did you first learn about Carmen Rosa, and why did you decide to make a film about her?
I first encountered the cholita wrestlers when I was traveling down in Peru and Bolivia, through a photo essay in a magazine. Seeing the image of an indigenous Bolivian woman in her traditional clothing flying through the air completely captured my imagination: Who were they? How did they come to wrestle? How do those hats stay on their heads? I knew that I was staring at a documentary waiting to be made.

What do you want people to take away from seeing your film?
I think most people would be drawn to this film because it seems like such an odd phenomenon—an indigenous woman in a flouncy skirt throwing down in the ring -- but what I really want people to leave with is an understanding of Carmen Rosa's struggle as a woman living in a macho society. And as a person who is torn between something she intensely loves and the obligations she has in her personal life. They are two things I connect with personally, and I hope other people will be able to relate to it as well.

dburger@sltrib.com


The Best Female Wrestler You've Never Seen
Posted: July 15, 2009 at 2:11 PM
By Willa Paskin

After The Wrestler, Nacho Libre, Rocky, When We Were Kings, and scores of other films about hand to hand combat, you would be forgiven for thinking there's nothing that could go down in a ring you haven't seen before. You would be wrong. Check out the awesome trailer for Mamachas Del Ring, a documentary about four indigenous Bolivian women who became national sensations when they began wrestling in their country's main league, in petticoats and bowler hats, thank you very much. Carmen Rosa, one of the wrestlers, is the star of the film, and though her moves are impressive (really, watch some of those flips), her dedication is even more so. After appearing on Peruvian television in 2006, she and her fellow female wrestlers were kicked out of the Bolivian league, despite being fan favorites and obviously, patently amazing. The four Mamachas decide to start their own league and organize their own shows ("We don't want to be managed by a man, because he exploited us too much. We want to be independent."), committing to running a fledgling business while keeping their day jobs (Rosa works as a street vendor) and taking care of their families. "Sometimes I love wrestling more than my family," Rosa says, which makes her husband's ultimatum, to choose between wrestling and her family, all the more heart wrenching. Seriously, forget Harry Potter and all the remaining summer blockbusters; this is the only movie I really need to see this season.


Lucha y vuele

Viernes, 3 abril 2009
La pollera trazando sus vuelos entre las cuerdas, la misma que caracteriza a las cholas en Bolivia, es el elemento fetiche de un grupo de luchadoras de catch de ese país que la realizadora norteamericana Betty M. Park retrató en un documental conmovedor sobre las peleas de estas mujeres sobre y fuera del ring.
Luche y vuele
Por Guadalupe Treibel
Carmen Rosa, alias La Campeona, hace catch –deporte de titanes– como mujer, aymará y chola. Sin disfraz, banderea la pollera orgullosa y no reniega de su historia en comunidad. Carmen reconoce los límites de la piel y la vestimenta porque siente el rechazo hasta en la tela. Pero resignifica su lugar a la fuerza, literalmente a los golpes.
Como heroína sin disfraz, sabe que la pollera es exclusión. “Si nos la sacamos, la gente nos recibe bien”, dirá en alguno de los 74 minutos del documental que la tiene de protagonista. Pero La Campeona abraza a su pueblo y le da una vuelta de tuerca más: desde 2004 ocupa un lugar tradicionalmente masculino como luchadora libre. Con faldón y todo.
Ella y tres mujeronas más (Julia La Paceña, Marta La Alteña y Yolanda La Amorosa) se convirtieron en las “Mamachas del Ring”, cuatro cholas originales, famosas por ser primeras en el catch profesional boliviano. Con ese nombre, la realizadora norteamericana Betty M. Park filmó su ópera prima y contó (parte de) la historia de las guerreras pero –fundamentalmente y casi por casualidad– de Carmen que, con mantilla y sombrero bombín, canta las cuarenta entre golpazos (de los que lastiman el cuerpo y de los otros).
“Porque somos mujeres creen que no tenemos fuerza; pero no es así”, señalará La Campeona al comienzo, en pleno ataque a un hombre que la acusa de denigrar sus raíces. A él le contesta, entre derechazos fulminantes: “¿Quién tiene vergüenza ahora?” Enamorada de la lucha libre (más, según reconoce de a ratos, que de su marido e hijos), Carmen irá abriendo su camino y el de sus compañeras y perderá más de un round con su “archienemigo” Don Juan Mamani, el comerciante que monopoliza el catch lugareño y le va cerrando puertas. Claro que habrá otros inconvenientes: la aceptación de su esposo (lucha vs. familia), el escueto apoyo de sus compañeras, el sostén gubernamental al “malo de la película”. La pregunta, entonces, será: ¿podrá Carmen aguantar tanta patada voladora?
Presentada mundialmente en el Bafici, Mamachas del Ring surgió de un viaje: “En 2005, estuve como turista en Perú y Bolivia y encontré un artículo sobre estas mujeres. Me interesó y comencé a investigar. Un año después, volvía para comenzar a filmar”, cuenta Park que, con 32 años, debuta con un documental que –con o sin quererlo– abre muchos signos de pregunta sobre la dignidad femenina y la necesidad de ser por vocación.
Por primera vez de visita en Argentina, la neoyorquina –que de lunes a viernes trabaja como editora en MTV Estados Unidos– reconoce en las cholas catchascanistas un símbolo pop. “A veces la gente no lo comprende, pero son parte de nuestra tradición moderna”, asegura.
Park encontró que uno de los inconvenientes más grandes del rodaje (del que participaron sólo ella y un camarógrafo) fue hacerle entender a las personas que se trataba de un proyecto personal de bajísimo presupuesto y que no estaba allí para llenarse de dinero a costa de sus historias. También así, autofinanciada, voló a Argentina para el festival con el máster calentito: “Lo terminé un lunes, después de tres años de posproducción, y el martes ya estaba acá con la película bajo el brazo”, relata la directora, hija de padres coreanos, egresada de la prestigiosa Universidad Berkeley.
Además de relatar una historia que entretiene (y entristece, por los avatares), el armado de Mamachas del Ring cuenta con pequeñas dosis ficcionales de animación stopmotion, con figurillas de arcilla que describen los sentimientos de Carmen, utilizando metafóricamente la lucha y el ring. Al parecer, el recurso sirve para generar una tercera “realidad” fílmica: la que cruza a la Carmen madre, vendedora de enchufes y mujer aymará con la luchadoraquetodoparecepoderlo. Como toque de color, el soundtrack suma la melancólica y quebrada voz de la argentina Juana Molina, que agrega emoción a cuentagotas, con debida economía.
Porque la historia de Carmen es triste. Tiene que serlo. No es fácil conjugar las paredes que le levantan con su sed de ring, su emoción vocacional, su necesidad de volar, patear y sangrar, pero emancipada, sin deberle nada a nadie. Su lucha es honesta y, aunque Park asegure no haber querido tomar posición, es claro que también se identificó con esta mujer/personaje, La Campeona, que, en sus propias palabras, “es una líder innata”. Y agrega: “Carmen se toma la lucha en serio, con responsabilidad. Es la que mejor trabaja para que todo salga bien, con más fuerza. Por eso, cuando estaba filmando, realmente quería que haya un final feliz, que la heroína ganase por encima de Gitano, el hombre de negocios exitoso”. ¿Habrá ganado?
Irónicamente, la historia comenzó a rodarse sin Carmen Rosa. “Al principio, hablé con las cholitas que estaban con Gitano. No sabía aún de las otras, las originales, las auténticas. Cuando me enteré, hubo que cambiar lo que se venía haciendo, mientras lo hacíamos. Y así conocí a mi protagonista, definitivamente una líder natural”, remata Park.
Porque ella, recién llegada, se acercó a la agrupación “oficial” que, tiempito atrás, había sido casa de las mujeronas de primera línea, con Carmen Rosa a la cabeza. Gitano las había formado y dado renombre pero, de la noche a la mañana, echó a varias y La Campeona las siguió. Por dignidad. Y así comenzó la búsqueda por el camino propio.
Para reemplazar a estas mujeresquepeleanconotrasmujeres, Mamani buscó clones: Luchadoras que, sin ser cholas, usan el bombín, la mantilla y la sagrada pollera a cambio de aplausos y reconocimiento. Esas son sus máscaras. La Campeona, en cambio, no usa antifaz. Su pollera es historia de mujer, aymará y cholita. Y catchascanista.


¡Hagan sus apuestas!

1 abril 2009
En los pasillos, en esos espacios de tránsito en los que se puede oír el rumor que habrá de constituir el consenso, ya se habla de un descubrimiento menor, pero imperdible: Mamachas del ring, otra película sobre luchadores de catch, pero sin la presencia de Mickey Rourke y muy lejos de Estados Unidos, pues aquí los titanes del ring son cholas bolivianas, mujeres que suelen ser asociadas con la venta de especias en la vía pública. Está en la competencia Cine del futuro.


11º BAFICI: A mitad de camino

31 marzo 2009
Una joya del cine independiente norteamericano, que se estrenó mundialmente en el BAFICI. Carmen Rosa (alias “La Campeona”) debe enfrentarse sola a un mundo que la discrimina por partida doble: por ser mujer, y por ser indígena. Vive en La Paz, Bolivia, y hay un deporte que la apasiona: la lucha libre. Junto a dos amigas (ellas también cholitas) se convierten rápidamente en un suceso que trasciende las fronteras de su país.
Pero nada será fácil para ellas, más aún después de que se vieran obligadas a tomar sus carreras en sus propias manos, dado que su manager prefirió a otras, más “profesionales” (o más sumisas, que para el caso, parece que es lo mismo).
A partir de allí, Betty Park nos muestra cómo se viven los sueños en la periferia: nada de historias felices, ni grandes luminarias. Sólo una mujer que quiere hacer lo que más le gusta, y sacrifica todo por ello.


Mamachas del ring y La Mére
Por Kekena Corvalán
31 marzo 2009
Tuvimos ocasión de ver dos películas que tienen como protagonistas a las mujeres. En un caso se trata de damas de Bolivia, con Mamachas del ring y por otro lado, de una mujer rusa, con La mére.
Mujeres que cobran un protagonismo activo en sus propias vidas y en las vidas de sus familias y en su comunidad, planteando otras problemáticas con su hacer político.
Mamachas del ring, es estreno mundial en el marco del Festival de Cine Independiente en Buenos Aires, nos permite asomarnos a un universo desconocido: el de las mujeres luchadoras en Boliviana que se dedican a brindar exhibiciones de catch, en un mundo masculino donde sufren doble discriminación, por ser mujeres y por ser “cholas”, mujeres aymara “de pollera”, que se resisten a usar vestido o pantalones y a esconder así su cultura y sus costumbres.
En su camino surgirá un personaje que desarrollará el negocio de un modo más cirquense y racional, al que verán como la causa de su decadencia y de su imposibilidad de reunir público. Esta relación con este antagonista es representada con animaciones de plastilina, lo que le de un ritmo y una estética particular a este documental, que de todos modos, arranca con la protagonista a las piñas, casi como una nota de color, y termina hablando de de mujeres que no quieren bajar los brazos aunque ya no puedan luchar.
Con testimonios de sus protagonistas y un seguimiento en todo el derrotero de la luchadora estrella y estrellada, Carmen Rosa la campeona, la coreana Betty M. Park, directora del film, nos muestra el contexto social y económico de estas mujeres, su familia y su público a lo largo de las barriadas más pobres de La Paz y Oruro.

BAFICI II: Soul Power, Mamachas, NYC...
29 marzo 2009

Al rato me metí a ver Mamachas del ring (fotos, arriba del todo y aquí, inconfundibles), documental de Betty M.Park acerca de unas cholitas bolivianas que pelean por ser reconocidas como luchadoras de catch. La película también es buenísima y muy recomendable: testimonio de lo difícil que lo tienen las mujeres para hacer lo que quieren, la obra de Park muestra las idas y vueltas de Carmen Rosa “la campeona” con ternura y sensibilidad femeninas, un hallazgo que divierte y conmueve a la vez. A mí me gustó porque tiene una historia que contar, la muestra sin demagogia ni altivez y no ofrece respuestas de ninguna clase, sino el doloroso peso de una pregunta que la sociedad boliviana (y no sólo boliviana) es la verdadera encargada de asumir. Una joyita sencilla y majestuosa, narrada con distintas variantes y un respeto pocas veces visto en documentales tan impúdicos, donde los límites a veces se difuminan en favor del exceso de realismo.

APUNTES DEL BAFICI I: "MAMACHAS EN EL RING"
ASISTÍ AL ESTRENO MUNDIAL DE ESTA PELI, QUE ME GUSTÓ MUCHO Y CUENTA LA HISTORIA DE CUATRO CHOLAS BOLIVIANAS QUE PELEAN CATCH. ASÍ COMO LO LEEN: CHOLAS VOLANDO POR EL RING Y PEGÁNDOSE ENTRE SÍ. LA DIRECTORA ESTABA EN LA SALA Y ERA UNA YANQUI DE RAZGOS JAPONESES. ME LA IMAGINO FILMANDO EN ESOS PUEBLITOS PERDIDOS DE BOLIVIA Y ME MUERO DE TERNURA
J.S.
27 marzo2009

‘Mamachas en el ring’, de Betty M. Park, cuenta la historia de un grupo de cuatro luchadoras que se animó a practicar el catch en público pese a que las cuatro eran cholas y eso no estaba del todo bien visto. Les empezó a ir bien hasta que el Gitano, un malvado empresario, se les puso en contra. El malo de la peli parece guionado pero es real. La directora utilizó la animación stop motion en plastilina para graficar algunas de las vivencias de las protagonistas y ese recurso le suma aún más belleza a la peli
Por momentos, es una alegoría contra al machismo, por otros, parece ‘100% lucha’, pero con señoras de pollera, a veces te hace acordar a ‘Celebrity deadmatch’. El límite entre realidad y ficción del documental es tan fino como en el catch pero ¿a quién le importa saber si todo lo que se cuenta es verdad? Sea como sea, es muy divertida y recomendable. Calificación: 8 Bien Ahí (haber encontrado semejantes personajes le sube puntaje, igual que las cumbias que se escuchan). La vuelven a dar el sábado 28 a las 15.45 en el Abasto y el 29 a las 19.15 en el Teatro 25 de mayo.

Chola Wrestlers in the BAFICI Film Festival

27 marzo 2009
Por ROSAURA AUDI BUENOS AIRES, 27 (ANSA)- “Estoy tratando de llevar en alto el nombre de Bolivia, de la pollera (falda) y de la mujer aymara”, asegura Carmen Rosa en el documental “Mamachas del Ring”, de la estadounidense Betty Park, que se lanzó en estreno mundial en el Festival Internacional de cine Independiente de Buenos Aires y que habla de un grupo de cholas que practican lucha libre.
La frase de Carmen Rosa, alias La Campeona, lleva al espectador a pensar que tal vez lo que ella hace, su lucha entre las cuerdas, forma parte de un rito indígena que trasmitido por generaciones. Lejos de eso, y allí radica la rareza del documental exhibido el jueves, ella y otras cholas se suben al ring para ganar una pelea, ruda, en la que se ve sangre y dolor pero, siempre, con sus faldas típicas, que vuelven al espectáculo realmente llamativo. En realidad, Carmen Rosa, Julia La Paceña, Martha La Alteña y Yolanda La Amorosa pelean desde 2003 en giras por el país, muchas veces para un público que apenas puede pagar la entrada. El filme empieza en 2006, justo después de que ellas vuelven de un exitoso viaje a Perú, donde fueron llevadas a la televisión, lo que poco después generó envidias y celos que no sólo las separaron sino que las enfrentaron con quien fue su entrenador, “El Gitano”, un hombre que descubre que el fenómeno comienza a salirse de su control. Pero Carmen Rosa, como las otras cholas, no es sólo luchadora. Es madre, esposa, trabajadora, a quien el ring le arrebata mucho tiempo, y este dilema también es planteado en el documental. Estas mujeres de polleras entraron en la vida de Park en 2005 cuando estaba terminando un viaje turístico por Perú y Bolivia. En el aeropuerto, a punto de partir, vio en la revista peruana “Etiqueta Negra” una foto de ellas y, dijo a ANSA, no pudo dejar de pensar. “Creo que una parte era visualmente interesante para mí y también pensé que debía haber una historia detrás de los personajes”, declaró Park, quien en 2006 volvió a Bolivia para filmar durante tres meses, después de los cuales la película estuvo hasta este año en postproducción, tiempo que ella atribuye a la falta de recursos y el esfuerzo personal para llevar a cabo el proyecto.
La película, que intercala parte del relato con animación en plastilina, se dedica en detalle a contar los problemas que tres de las mamachas tuvieron para volver al ring a partir de su separación de “El Gitano” y, para Park, esa precisión es importante porque remarca lo que significa para ellas la lucha libre. “Si no lo hubiera contado el espectador no se habría dado cuenta cuán importante es para ellas tratar de volver al lugar en el que estaban y ‘El Gitano’ da más contexto de las dificultades que ellas enfrentaron para hacerlo”, expresó.
Sobre su decisión de mostrarla por primera vez en el BAFICI, comentó: “Por un lado fue el momento adecuado porque recién terminé el documental antes del festival y además quería traerla a Latinoamérica primero. También porque es un festival de cine independiente”.
Y, efectivamente, este tipo de rarezas, de temas desconocidos alrededor del planeta, fueron característicos del BAFICI a lo largo de sus diez ediciones anteriores.
“Mamachas del ring”, además, integra junto a otras 12 películas la ya tradicional competencia de derechos humanos del festival. DFB
http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/fdg/200903271857342208/200903271857342208.html


-Mamachas del ring,de Betty M Park
(2009, 74', EE.UU.-Bolivia).

27 marzo 2009
-Mamachas del ring, de Betty M Park (2009, 74’, EE.UU.-Bolivia).
Este es un documental que sigue los pasos de Carmen Rosa la Campeona, una chola boliviana que practica lucha libre, y que junto a tres compañeras creó esta particular variable del catch que le da título. La estructura es clásica y un poco televisiva. La empatía inmediata que produce la protagonista es aprovechada por la directora para armar una especie de telenovela de idas y vueltas, traiciones, dudas, amores y odios, a través de la cual plantea temas que le interesan, como la encrucijada de las cholas que aman el catch ante sus familias que las reclaman, o su rebeldía ante un manager que las explota y luego las desecha.
Mamachas… está llena de humor (especialmente en las escenas en que se utiliza la animación cuadro por cuadro) y no pretende ser un estudio antropológico, ni se burla de sus excéntricas protagonistas: encuentra un punto justo en cierta superficialidad, sin caer en el pintoresquismo. La directora (norteamericana con raíces coreanas), está presente en el festival acompañando su película, que tuvo aquí su première mundial. CYNTHIA SABAT


Bafici (1) Seńoras molestas y perros guardianes
26 marzo 2009
Mi primera película del festival fue Mamachas del ring. Algo así como The wrestler pero documental y con cholas bolivianas de grandes y coloridas polleras en lugar de Mickey Rourke. Más sangre, buenos y villanos, ribetes melodramáticos y delirantes escenas de animación stop motion. Hay que verla.

Mamachas en el Ring de Betty M. Park
24 marzo 2009
Mamachas en el Ring de Betty M. Park¿Saben lo que es el catch de cholitas en polleras? Sea cuál sea la respuesta, tienen que ir a ver esta película, estreno mundial del Bafici, donde la directora Betty M. Park se vuelve la escudera de Carmen Rosa, gran artista de la lucha libre boliviana (aunque también triunfó en Perú), que se convierte en uno de los mejores personajes de no ficción que cualquier documental haya tratado de retratar. De la animación con plastilina al documental de acción ida y vuelta, los conflictos que debe sortear una luchadora de catch iluminan varios estratos de la sociedad boliviana (desde el machismo hasta la vigencia de la cultura indígena), al mismo tiempo que construyen un relato de suspense latinoamericanamente pop. Tal vez, la película más política y divertida de la era de Evo Morales sea este viaje a tracción de patadas voladoras.

Mamachas del Ring in Buenos Aires
23 March 2009
SUITE 2046 amigo, Betty M Park, will be premiering her ass-kicking documentary Mamachas del Ring in Argentina this week as part of the Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente. The workaholic Park's labor of love tells the story of Carmen Rosa, a cholita wrestler who battles discrimination, sexism, poverty, and backstabbing (among other setbacks) while trying to make it in the male-dominated world of Bolivian lucha libre. Chock full of eye-opening shots like braided indigenous women dressed in petticoats body-slamming each other, I can pretty much guarantee you've never seen anything like it. This awesome doc also features Christophe Lopez-Huici's labor-intensive stop-motion animation. Big clay thumbs way up! Keep an eye out for a stateside premier, and become a fan on Facebook. Thanks for inspiring us to keep on truckin'!

Una guía para el 11º Bafici
22 marzo 2009
Pero ahí no se agotan las bizarradas de este festival: imposible dejar pasar Mamachas del ring, documental de Betty M. Park sobre ¡la lucha libre profesional de cholas bolivianas!

 

Download the press kit- ENGLISH

Download the press kit-ESPAÑOL

Download the press kit- ITALIANO